Mi perro se extravió, ¿que hago?

20 acciones para encontrar a un perro extraviado

1. Comienza la búsqueda en tu colonia, tanto a pie como en coche. Los perros son crepusculares, es decir, son más activos al amanecer y al atardecer, por lo que debes concentrarte en estos horarios. Recorre los caminos por donde generalmente paseas a tu perro. Dibuja un círculo en un mapa marcando tu casa en el centro. Amplía el radio a unos cuantos metros y cubre la zona con un plan de acción.

2. Toma una correa y algunos premios o alimentos, de preferencia, con olores fuertes y que le encanten a tu perro. Si tu perro tiene un juguete favorito, llévalo siempre contigo. Los juguetes que hacen ruido, por ejemplo, los que chillan o tienen cascabeleo son los mejores. Ya sea caminando o conduciendo, hazlo con paradas continuas y llámale por su nombre con un tono de voz alegre. Si la búsqueda es en carro, pídele a alguien que maneje por ti.

Si tu perro está familiarizado con la pregunta ¿quieres (o vamos) a dar un paseo?, entonces, llámale por su nombre e invítalo a pasear; si está entrenado para venir o responde a tu llamado, repite su nombre con la palabra ven. Utiliza el mismo tono con el que acostumbras hacerlo normalmente.

3. Si tienes otro perro, o tienes acceso a otro perro que conoce a tu perro, llévelo durante las búsquedas.

4. Muestra una foto actual de tu perro a todas las personas que encuentres en tu camino.

5. Induce a tus vecinos a ser conscientes de la situación. Si sientes que es seguro, toca las puertas de sus casas, explica la situación, y deja un folleto con la foto de tu perro.

6. Si tu perro es agresivo, hosco o desconfiado con personas ajenas, es muy probable que evite el contacto con los humanos. Por ello, proporciona a tus vecinos tu número telefónico y solicita que te llamen de inmediato si le han visto. Incluso, si tu perro es amigable con las personas, infórmales que no lo persigan. En caso de que se acerquen a tu perro, coméntales que coloquen su cuerpo de costado y que aplaudan con cuidado, usando una voz alegre para atraerlo. Si tienen un lugar para contenerlo, pídeles que lo ingresen al interior y que después te llamen. Y no te olvides de mencionar alguna recompensa; el refuerzo positivo funciona también para las personas.

7. Coloca un gran cartel con la leyenda de “extraviado” a unos metros de tu domicilio y con tu número telefónico.

8. Coloca folletos de extraviado en todo tu vecindario. Básate en el mapa que marcaste como guía. No llenes el folleto con mucho texto, para facilitar la lectura de los paseantes. Incluye un foto, preferiblemente en color. La palabra RECOMPENSA debe aparecer en letras grandes. También es una buena idea añadir la frase NECESITA MEDICAMENTO, ya que le da sentido de urgencia y puede disuadir su posible adopción. Lo mejor es incluir etiquetas desprendibles con tu número de teléfono en la parte inferior del folleto, para que la gente las pueda tomar.

9. Coloca un anuncio en las páginas de las organizaciones dedicadas al extravío de perros, por ejemplo, perrosextraviados.org.mx, y asegúrate de buscar diariamente en las páginas que publicaste.

10. Entrega folletos a los trabajadores del servicio postal y empresas de entrega de paquetes. Transitan por tu vecindario casi todos los días y tienen una mejor oportunidad de ver a tu perro. Alerta a los paseadores de perros que se ubican en tu vecindario, y aseguráte de comentar que obtendrán una recompensa en caso de encontrarlo.

Proporciona folletos a cualquier persona que trabaje en tu vecindario: vendedores de periódicos, aseadores de calzado (boleros), comerciantes, etc. Localiza las escuelas o centros de entrenamiento para perros cercanos a tu domicilio, por si alguien que lo adopta decide llevarlo a entrenar. A mayor número de personas enteradas, mayores serán las posibilidades de obtener un mejor resultado.

11. Postea folletos en las clínicas veterinarias, refugios, estéticas caninas, tiendas de animales o cualquier otro negocio relacionado con perros. Publica en lavanderías, supermercados, anuncios de tu comunidad, y en cualquier otro lugar que te sea permitido.

12. Difunde en las redes sociales! Comparte tu información en Twitter, Facebook o Instagram.

13. Procura incluir a las unidades caninas de búsqueda y rescate. Si tu perro es de raza pura, el adoptante podría tratar de incorporarlo a estos grupos en lugar de dejarlo en un refugio. Incluso, si es de raza mixta, asegúrate que estos grupos tengan tu número telefónico y una descripción con la fotografía de tu perro.

14. Busca en los refugios para perros cercanos a tu domicilio, en los Centros de Control Canino (Antirrábicos) y en las Clínicas Veterinarias Delegacionales, aún cuando se encuentren lejos de la zona de extravío. Alguien pudo haberlo agarrado durante su camino y dejarlo en cualquiera de estos lugares. No te limites a llamar, debes aparecer en persona. Es probable que las personas que atienden las llamadas, desconozcan que tu perro se encuentra en sus instalaciones.

Además, erróneamente, tu perro podría haber sido identificado con otra raza o sexo al momento de ingresar. Asegúrate de buscarlo personalmente en todos los pasillos y en el área médica. Si tu perro fue atropellado por un coche o herido de otra forma, es muy probable que ahí se encuentre. Averigua el número de días que mantienen a los perros extraviados antes de ponerlos en adopción (o mandarlos a sacrificio), y asegúrate de presentarte de manera continua en ese lapso de tiempo.

15. Cuando acudas a los Centros y Clínicas Veterinarias, solicita al personal que te ayude a buscar  en sus registros a los perros encontrados o rescatados, ya que alguien pudo haberse llevado a tu perro.

16. Busca en todos los lugares que consideres atractivos para tu perro, por ejemplo, parques, depósitos y contenedores de basura, restaurantes, mercados, etc. Al realizar la búsqueda a pie, asegúrate de buscar en arbustos, árboles y debajo de los coches, ya que esos son escondites comunes para un perro asustado.

17. Algunas empresas dedicadas al volanteo, a cambio de una cuota, podrían buscar a tu perro mediante la repartición de folletos o mediante el empleo de personas voluntarias. Esto puede ser especialmente útil si trabajas tiempo completo o si estás demasiado ocupado para llevar a cabo un esfuerzo de búsqueda por tu cuenta.

18. Si encuentras a tu perro en la calle, intenta caminar rápidamente en contrasentido, y aliéntalo a que se acerque a ti. Aplica el lenguaje corporal sugerente en el punto número 5, hasta que tengas oportunidad de ponerle su correa.

19. Piensa positivo. Visualiza a tu perro en tu casa sano y salvo. Lo más importante, ¡no te rindas! Existen casos conocidos de perros extraviados que son acogidos en hogares temporales y, posteriormente, dejados en refugios. Sigue buscando. La organización, esperanza y perseverancia son las herramientas más valiosas que tienes. Son las claves para que tu perro llegue a casa sano y salvo.

20. Y siempre practica la prevención: coloca un collar con placa y número de teléfono actualizado, si es posible, que le pongan un microchip y guarda una fotografía reciente, la cual siempre deberás tener a la mano.

Published by